Jorge Lorenzo gana en Mugello

Jorge Lorenzo gana en Mugello

Contra todas las previsiones Lorenzo gana el Gran Premio de Mugello de Italia. En el segundo escalón del podio su compañero de equipo Andrea Dovizioso y en el tercero Valentino Rossi.

Él acababa de ser abandonado por Ducati. De hecho, en el año 2019, el compañero de Dovizioso ya no será él, sino uno entre Petrucci y Miller, los dos pilotos del equipo de Pramac, siempre Ducati. La elección, aunque complicada, parecía correcta a la luz de los resultados de Lorenzo. Después de 23 Gran premios, números en mano, la combinación no pareció despegar: Lorenzo no pudo adaptarse al el estilo de Ducati. Demasiado físico, demasiado alejado de su estilo de conducción, que proporciona un movimiento preciso y propenso a la suavidad en las curvas. La Ducati siempre ha sido una buena moto para los frenadores y para aquellos que acortan la trayectoria lo más posible. Lorenzo, en los 23 Gran Premio, ha tratado de comprometerse adaptándose a la moto del Borgo Panigale y tratando de acercarla a sus puntos fuertes: una guía limpia con una táctica de carrera agresiva. Con las primeras vueltas  explosivas. De hecho, Lorenzo tiene una sensibilidad que parece única: la de poder interpretar los neumáticos desde el principio.

 

lorenzo motogp

Después de una gran cantidad de gran premios y de no muy buonos resultados, la Ducati ha decidido: abandonarlo. No considerando la continuación evidentemente posible. Pudo haber pensado que 23 gran premios eran un banco de pruebas suficiente. Se dice que hicieron una propuesta económica para prolongar su contrato pero que fue rechazado por  ser demasiado bajo. Y justo cuando todo es oficial, Lorenzo gana. Contra todas la previsiones.  Incluso el mío. De hecho, uno de los parámetros que siempre se utilizan para juzgar el trabajo de un piloto son los resultados de sus compañeros. Petrucci y especialmente Dovizioso lo habían hecho casi constantemente mejor, tanto en los resultados individuales como en la clasificación final. la bondad del proyecto no podía cuestionarse, lo que se dudaba era la capacidad de lorenzo en adaptarse a la moto. Durante toda la temporada Lorenzo se habia quejado de problemas de la moto. En Le Mans declaró que la moto le estaba fatigando y que no podía conducir más de unas vueltas, con un tanque nuevo, que lo ayudaría a conducir, habría ganado. Dicho esto. Hecho. 

Pura coincidencia? 

Lorenzo no es un campeón de la comunicación, es fácil de criticar, a menudo tendemos a malinterpretar sus declaraciones, los malos personajes tienen que perder, quizás por esto lo di por vencido. Y él ganó.

Pero, por otro lado, en el Mugello Márquez el matador del campeonato había caído, Dovizioso declaró que habría ganado si no hubiera tomado las decisiones equivocadas de neumaticos y que los otros pocos protagonistas tuvieran un GP algo complicado.

En resumen, somos víctima de una histeria general, donde si lo haces bien has encontrado el camino si estás equivocado, estás en el abismo.

Mi opinión personal ... Lorenzo no solucionad todo, pero solo parcialmente, al menos para este campeonato. Volverá a ganar, pero no más de dos veces en todo el campeonato de 2018. Y no en Montmelò en Barcelona. Como ya dije en mi publicación anterior. Esta es mi opinión.

Para el próximo año si hubiera estado en Ducati ... Bueno, esta es otra historia que ahora solo está en el mundo de la ciencia.

 

 

« volver

Comentarios: